MANDALAS DE LAS CUATRO ENERGÍAS DE HO´OPONOPONO


Mandala en sanscrito, significa círculo, rueda. Desde el punto de vista espiritual es un centro energetico de equilibrio y purificación que ayuda a transformar el entorno y la mente. Los mandalas son utilizados desde tiempos remotos en diferentes culturas del mundo, como en culturas orientales, en los indígenas americanos, los aborigenes de Australia y demás pueblos de la tierra. En occidente, es el psicologo Carl G. Jung, quien lo utiliza en diferentes terapias individuales. Los mandalas representan la totalidad de la mente, abarcando tanto el consciente como el subconsciente. Los mandalas tambien son definidos como un diagrama cosmológico que puede ser utilizado para la meditación.
Los mandalas se pueden trabajar de dos formas; en forma de meditación con la observación y didujándolas o pintándolas.

En este caso, con los mandalas de Ho´oponopono que indicamos a continuación, pensamos la mejor opción es trabajarlas en meditación. Para ello, te sientas en un lugar comodo y tranquilo, respira suave y plácidamente llevando el aire hasta el bajo vientre y una vez que estás en ese estado, abres los ojos para mirar un mandala de ho´oponopono que escojas. Este estado de observación y de decir desde el chakra del corazón la energía del mandala que has elegido, puede llevarte a un estado de confort interior, sintiéndote más en armonía con la energía elejida. Puedes hacerla con una, con varias o con las cuatro sucesivamente. El proceso de observación puede durar entre tres y cinco minutos. El integrar en tu vida esta forma de trabajar los mandalas, te dará más estar en tu centro y sensación de calma en medio de tormentas exteriores.
Estos mandalas fueron creadas y pintadas por Nerea Miranda, colaboradora y amiga de Maria.
Hay, también personas que utilizan estos mandalas para colocarlos en lugares donde existe energía estancada y hace falta que fluya. Se colocan así mismo en lugares que consideramos especiales, donde realicemos nuestras prácticas espirituales. Son buenos lugares para recordarnos que tenemos que continuar trabajando con las cuatro energías de Ho´oponopono. Lo Siento, Perdón, Te amo, Gracias.

 

 


 

 

Cuando decimos "Lo Siento", es como si nos devolviese a nuestro ser la sensación de unidad que viaje por nuestra piel, para hacernos más sensibles ante las vivencias de las demás personas, nos hace ser más desapegados de los resultados y nos convertimos en más Unidad. Cuando decimos esta energía de Ho´oponopono, quiere decir que algo a entrado en nuestro sistema cuerpo-mente. Es el darnos cuenta  gestaltico. Es una interiorización rápida, para decirnos a nosotros mismos, en una centesima de segundo, que paremos ante nosotros. Ante lo que tenemos frente a nosotros.

 

 

 

 

Al decir "Perdón", su sonido hace eco en órganos tan importantes como el páncreas o el colon y si poseiéramos la capacidad de leer nuestro cuerpo, podríamos ver escaleras apoyadas en el hígado y pequeñas células subiendo los peldaños, trasladando baldes repletos de nutrientes. Entonces nos sería sencillo perdonarnos por no ser lo suficientemente "algo" o por no ser la persona que todos esperan, por haber fallado o por no haber hecho, etc. Quizás podríamos perdonarnos para que la vida de las personas que amamos fuese más fácil.

Dice el Dr. Len: No le dices a la Divinidad; "Por favor perdóname, porque ella necesite oírlo; lo dices por que tú necesitas oírlo".

 

 

 

 

Al decir "Gracias", ya estamos entrando en contacto con el corazón y estamos permitiendo que la sangre corra por las venas y las artérias sin obstáculos en su camino, y en su acto desprendido, es posible que sintamos que la sangre se convierta en Luz, que nuestra hipertensión o nuestros malestares cardíacos sean nuestros aliados y no nuestros enemigos. Que aquello que más nos entristece, es un regalo que la vida nos ha dado para mejorar y que sólo sentimos gratitud por estar aquí y ahora, con la vida.
La gratitud recarga el cuerpo de energía, nos ahorra horas de sueño, de pereza, de letargo y de auto crítica. También nos conecta con la Fuente y sobre todo nos saca de cualquier situación en la que sentimos que no hay salida. Si confiáramos lo suficiente en nosotros, es probable que pudiéramos ver centenares o miles de células con palas y máquinas sanando las grandes avenidas, los carriles de nuestra red energética de meridianos y nadis. La gratitud transmuta las guerras de nuestra mente en amor por nosotros y por tanto de los demás.

 

 

 

 Hay situaciones en las que decir, Te amo, no es fácil de pronunciar. Hay personas que no saben lo que es amarse y les cuesta mucho decirse esa palabra a ellas mismas. "Si yo no siento que me amo, ¿Cómo puedo pronunciar esta energía? La verdad es que no importa. Al principio te puede parecer una tonteria el pronunciar "Te amo", sin ningún fundamento, pero lo importante es decirlo. Hay personas que paran de hacer las cuatro energías, por esta razón, les parece una tonteria, y otras, pese a sus pensamientos confusos, continúan. Si es tu caso, no dejes que esa duda te afecte, porque el sonido también cuenta. La frase trae su propia vibración y siempre llega al lugar que nuestro cuerpo lo ha destinado para curarlo. "Te amo" es el sonido más sanador del Universo y si llega a nosotros, no debemos dejarlo ir. Esta frase se pronuncia con total desapego y si se puede con aprecio y si es con un bello sentimiento mucho mejor. Esta frase cubre nuestro cuerpo y viaja a través de los pulmones, desatascando nuestra respiración. Recorre los riñones trasmutando los miedos y quizás sientas que millones de células alegres le dan vitaminas a las células tristes de tu sistema inmune, quizás entonces sientas que por primera vez estás viviendo y que por lo mismo, es la primera vez que te estás alimentando. Las palabras que duelen, las frases de odio y los pensamientos no observados tienen un efecto contrario, generalmente destruyen, lastiman, duelen y hacen nuestro Ser más pequeño. No somos culpables de pronunciar las cuatro energías, tan solo somos responsables de sentirlas.

 

Estos mandalas de Ho´oponopono, si te interesa las puedes conseguir, solamente pidiéndonoslos. Su precio es de 8 euros, gastos de envío incluidos. Es un set donde van los cuatro mandalas y un quinta de portada donde van las cuatro como tarjeta de presentación.

Solicítalo en esta dirección: This e-mail address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it This e-mail address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it